Las formas de evitar y eliminar los hongos en la pie

La mayoría de los hongos que proliferan en la piel prefieren el calor y la humedad. Por ello, el 10% de las afecciones dermatológicas en verano tienen que ver con las infecciones de estos parásitos, conocidas como micosis. Son muy molestas pero son fáciles de prevenir y tratar.

LAS LESIONES PROVOCADAS POR HONGOS

Hay muchos tipos de micosis pero algunas de ellas son mucho más frecuentes en verano. Reconocer una infección es fácil si conoces dónde se “esconden” los hongos y qué consecuencias provocan.

ay síntomas que se presentan por el cuerpo y que a veces no relacionamos con la presencia de hongos. Conocerlos te ayudará a resolver antes el problema.

Manchas blancas sobre la piel

Si rascas estas manchas con unas pinzas y se desprende un polvo blancuzco parecido al talco es posible que se deban al “bronceado del tigre”, la infección más común de la piel en verano.

  • El responsable es el hongo Microesporum furfum, que prolifera tanto en la arena de la playa como en los bordes de las piscinas o en las telas de las hamacas.

Unos puntos blancos tras la exposición solar pueden ser por un hongo que impide que la piel se broncee

Suelen descubrirse esos puntos blancos tras exponerse al sol porque este hongo impide que la piel se broncee y se presentan en la espalda, los hombros y el tórax.

No obstante, pueden llegar a multiplicarse e invadir todo el cuerpo, provocando incluso la sensación de tener una especie de mapa en la piel.

Enrojecimiento en ingles o cintura

Otro tipo de infección es la llamada “dermatosis del bañador”, que se presenta como un enrojecimiento en ingles y/o cintura por lo que es fácil pensar que se trata de un simple roce.

Picores, rojeces… ¿qué le está pasando a mi piel?

En realidad, ese roce es el desencadenante de la infección y por eso es habitual entre deportistas.

SÍNTOMAS EN PIES Y MANOS QUE ALERTAN DE INFECCIÓN

En verano, nuestros pies tienen mucho más riesgo de infección que en otras épocas del año, debido sobre todo, a que nos descalzamos con frecuencia en piscinas y playas, y el uso de chanclas y sandalias. Debemos vigilar con los siguientes síntomas ya que nos alertan de una posible infección:

Picor muy intenso entre los dedos de los pies

  • Este síntoma, junto a la presencia de zonas enrojecidas difusamente en las plantas (que además pueden supurar o presentar costras) alertan del llamado “pie de atleta”, provocado por los hongos trichophyton rubrum y el trichophiton interdigitalis.

El hongo más habitual es el que provoca el “pie de atleta”

  • Ambos prefieren el ambiente húmedo del calzado para desarrollarse, aunque también se contagian al caminar descalzos por suelos contaminados por otros pies que ya están infectados.
  • Si no se tratan, el dolor y los picores pueden llegar a ser insoportables.

Pequeños cortes interdigitales

  • Que aparezcan pequeños cortes entre los dedos de los pies puede ser el primer síntoma de que se está desarrollando el ya citado “pie de atleta”.
  • Fíjate en si además la piel interdigital está blanda, es de color blanquecino y es fácil retirar la capa superficial de esa piel con solo rascar con la uña.

Dejar una respuesta

Idioma